Trucos para aligerar tus platos

Trucos para aligerar tus platos

trucos para aligerar tus platos

Estás a dieta y ¡claro que sí! también quieres comer cosas ricas y con sabor.

Todos lo sabemos, la comida es uno de los grandes placeres y de ningún modo podemos renunciar a su sabor, por eso hoy te damos trucos para aligerar tus platos sin que pierdan sabor.

Toma nota de estos trucos para aligerar tus platos

Cambia el aliño de aceite de las ensaladas por un aliño de yogur con ralladura de limón y un toque de curry.

  • Si no puedes renunciar al aceite, úsalo en pulverizador . El aceite de oliva es un alimento excelente, no obstante muchas veces nos pasamos con las cantidades. Una forma de controlar el consumo de oro líquido es con un pulverizador de aceite.
  • Si te gusta untar el pan con foie, un sustituto perfecto el una pasta de mejillones en escabeche con una pizca de espirulina (es un alga de color verde azulado en forma de espiral considerada un superalimento).
  • En lugar de harina para espesar las salsas utiliza chía.
  • Marina las carnes o pescados con especias como el tomillo, romero, piel de naranja o limón y así evitarás las salsas.
  • No renuncies a la pizza, cambia la típica base tradicional por una base compactada de coliflor o brócoli compactado y horneado. Sabe riquísimo.
  • Cocina en papillote( se prepara asándolo envuelto en papel de estraza o papel de aluminio) los pescados y verduras para que se hagan con su propio vapor , evitas el aceite y no quedará seco.
  • En los postres, sustituye las natas por queso fresco 0% MG.

Lleva a la práctica estos trucos para aligerar tus platos y ¡no renuncies al sabor!

Si quieres alcanzar  un peso saludable, debes contar con la ayuda de un profesional, para que no se quede meramente en buenas intenciones. Ponte en manos de un profesional y consigue por fin el peso que deseas.

Nuestras dietas son totalmente personalizadas y además te ayudaremos a mantener el peso ya que tras la realización de cualquier pauta dietética es importantísimo la necesidad de una reeducación alimentaria para conseguir estabilizar los resultados y no volver a recuperar los kilos perdidos con tanto esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *