Tratamiento del melasma, manchas o lesiones pigmentadas

Tratamiento del melasma, manchas o lesiones pigmentadas

tratamiento del melasma

Son lesiones que casi siempre se deben a la exposición solar, que provoca un estímulo del melanocito que aumenta la formación de melanina.

Existen varios tipos de lesiones pero las dos más frecuentes son:

Los léntigos solares o seniles son lesiones únicas o múltiples con aumento de melanocitos . Suelen aparecer en zonas expuestas como cara, escote y manos. Son más frecuentes cuanto más años se ha expuesto al sol y el único tratamiento es su destrucción. Aunque se pueden congelar o quemar con un peeling medio lo ideal es destruirlos con laser o luz pulsada intensa de forma más conservadora para la piel sana que las técnicas clásicas

El melasma es un problema común de la piel tras las vacaciones. Provoca manchas simétricas que van desde el marrón a pardo grisáceo, generalmente en la cara. A veces aclaran sin tratamiento, pero se suelen reactivar el año siguiente. Otras veces persisten durante todo el año con la consiguiente desesperación de los pacientes

El melasma es un aumento de melanina en zonas faciales, simétricas. El sexo femenino, los anticonceptivos y el embarazo favorecen la aparición de esta incómoda pigmentación que es crónica

El melasma aparece en la piel de las mujeres mucho más a menudo que la piel de los hombres. Sólo el 10% de las personas que sufren el melasma son hombres y a veces se trata más de pigmentación por cosméticos o irritaciones

Las zonas más afectadas,  son:

  • Las mejillas.
  • Frente
  • Puente de la nariz.
  • Piel del labio superior.
  • Barbilla
  • Algunas personas lo tienen en cuello y antebrazos dando un aspecto sucio a los mismos

Causas del melasma

Lo que causa el melasma aún no está claro. Probablemente ocurre cuando las células productoras de melanina (melanocitos) producen demasiado pigmento en respuesta a una agresión, que generalmente es una inflamación. Las personas con piel de color son más propensas a melasma porque tienen melanocitos más activos que las personas con piel clara y su melasma también es más oscuro y aparatoso

Algunos desencadenantes del melasma pueden ser:

Exposición al sol: La luz ultravioleta (UV) del sol estimula los melanocitos. Pero últimamente se ha descubierto que tanto la radiación infrarroja como la luz visible son capaces de producir inflamación y pigmentación posterior. Ósea, que los filtros solares se nos pueden quedar cortos si no cubren este espectro.

Base hormonal: Las mujeres embarazadas a menudo tienen melasma. Cuando el melasma aparece en mujeres embarazadas, se llama cloasma, o la máscara o paño del embarazo. Las píldoras anticonceptivas y la terapia de reemplazo hormonal también pueden desencadenar el melasma. Pero es muy muy frecuente que una mujer sin los antecedentes anteriores, en edad fértil, por el hecho de ser mujer tenga melasma

Productos para el cuidado de la piel: Si un producto irrita la piel, el melasma puede empeorar.

A veces lo que vemos es una pigmentación postinflamatoria secundaria a una exposición inmediata tras una depilación del labio superior. No es melasma, pero se maneja igual

Prevención del melasma

La prevención es vital, tan importante como el tratamiento del melasma. Según el tipo de piel se prescribirá el protector de amplio espectro más adecuado que deberá utilizar todo el año. Si es con color mejor ya que el dióxido de titanio y otros componentes de los maquillajes reflejan la radiación solar

Tratamiento del melasma

El tratamiento que se prescribe dependerá de la intensidad:

En casos leves se pueden prescribir despigmentantes. A corto plazo se puede utilizar hidroquinona, la molécula reina, pero la más cuestionada en cuanto a su seguridad por lo que se prescribe con precaución durante poco tiempo. Otros como azelaico, kojico ,fitico. arbutina, vitamina C son más seguros y se pueden utilizar como mantenimiento todo el año

Lo normal es que el uso de cremas no sea suficiente y sea necesario un tratamiento más eficaz y penetrante. En ese caso utilizamos peelings de diferente composición en función del fototipo (tono cutáneo y su respuesta al sol) y la sensibilidad de la piel del paciente NO vale cualquier tipo de peeling, de hecho, pudiera ser contraproducente una mala elección.

El láser no se utiliza de primera elección, si se hace ha de ser muy suave y como complemento a los tratamientos anteriores.

La base del tratamiento es la fotoprotección solar y el peeling despigmentante. Además en nuestra clínica realizamos un tratamiento complementario con mesoterapia y/o luz pulsada y tratamiento domiciliario ya que lo importante es mantener los resultados previniendo las recaídas.

Por supuesto, ningún tratamiento del melasma debe ir sin apoyarse en un buena prescripción domiciliaria y un compromiso de fotoproteccion solar.

Consúltanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *