Resultados naturales con bótox, es posible

La toxina botulínica, bótox, podemos decir que es el tratamiento estrella para eliminar las arrugas de expresión. Sin embargo, el bótox ha ido agenciándose muy mala fama debido, en nuestra opinión, a mala praxis dando lugar a caras totalmente faltas de expresión, o caras congeladas.

Los auténticos profesionales en medicina estética, saben que como llevar a cabo la técnica para evitar estos resultados no deseados además de identificar que pacientes son buenos candidatos para este tipo de tratamiento.

Te contamos algunos “trucos”, que si bien pueden parecer un poco técnicos te puede dar una idea de lo que no hay que hacer a la hora de aplicar el bótox:

  • Usar la dosis adecuada, se trata de relajar la musculatura no de paralizarla completamente.
  • No pinchar en la zona inferior central de la frente para evitar las llamadas cejas de diablo.
  • No inyectar en la zona inferior de los ojos, porque empeoramos las bolsas de los párpados.
  • No tratar a los pacientes en serie, no hay soluciones standard, cada patrón muscular es diferente en cada persona
  • Diferenciar hombre y mujer, por ejemplo las cejas en el hombre es más recta.

En definitiva se trata de transmitir al paciente que no existe una técnica, ni siquiera el bótox, que sirva para todo y es que la combinación de diferentes tratamientos es lo que consigue al final los resultados más naturales.

Clínica Martos Bances, profesionales de la medicina estética