Realza tus pómulos

La utilización de ácido hialurónico nos permite realzar los pómulos de manera natural e inmediata. Además, dada la capacidad de hidratación del ácido hialurónico, podemos atenuar pequeñas arrugas bajo el párpado inferior; aportando mayor luminosidad y dejando un aspecto de “cara descansada”.
 El tratamiento se realiza en 1 sola sesión, de forma atraumática con una fina microcánula que no produce hematomas, con lo que el paciente se puede reincorporar de manera inmediata a su vida social. La duración del efecto es de 8 a 12 meses.