Peelings

Tratamiento recomendado para pieles fotoenvejecidas, rugosas y con manchas. El peeling químico consiste en la aplicación de una solución de activos químicos que nos permiten eliminar de forma controlada, una capa determinada de la piel para estimular la renovación celular natural. Los peelings se clasifican en función de la profundidad de la acción que llevan a cabo: en superficiales, medios y profundos, produciéndose en todos los casos, la descamación de las células muertas y potenciando la renovación celular. De esta manera logramos una piel luminosa y firme.

Es un tratamiento recomendado antes de realizar cualquier otro procedimiento como inyección de vitaminas, ácido hialurónico, etc. Además, también se utilizan para aclarar, dar luminosidad y mejorar el aspecto homogéneo de la piel afinando el poro de la misma.