Lóbulo de la oreja

Mediante la aplicación de ácido hialurónico en el lóbulo auricular conseguimos recuperar el volumen perdido por el paso del tiempo o tras desgarros por el uso de pendientes muy pesados.

El tratamiento se realiza en una única sesión y la duración de los efectos es de 9 a 12 meses. Es una técnica indolora, carente de efectos secundarios de importancia y que logra devolver la turgencia y juventud al lóbulo auricular.