Elevación de cejas

Mediante la combinación de técnicas de relleno y el uso de toxina botulínica, se puede conseguir la elevación de las cejas, consiguiendo una mirada más abierta, luminosa y una frente más despejada. Con este procedimiento conseguimos elevar la cola de la ceja, mejorar la caída de los párpados y devolver una mirada natural y alegre al rostro. Se realiza en una sola sesión, con finas agujas y su duración es de unos 6 a 8 meses.