La peligrosa “dieta” de moda: la dieta de la bella durmiente

Otra dieta milagro: la dieta de la bella durmiente.

Se trata de un método consistente en dormir mediante el suministro de somníferos, para evitar la ingesta de alimentos.Dieta de la bella durmiente
Esta supuesta técnica de adelgazamiento se está haciendo muy popular en Internet gracias a su difusión en numerosos foros de dietas y blogs.

Esta técnica, nos negamos a llamarlo dieta, ha sido bautizada como la dieta de La Bella Durmiente.

El método consiste en tomar medicamentos que nos provoquen sueño para pasar la mayor parte del tiempo durmiendo y así evitar comer y por tanto, adelgazar.
La téncnica conocida como la “Bella Durmiente” consiste en: dormir 20 horas diarias. Evitar alimentos durante el día y consumir somníferos.

Lo cierto es que esta “dieta”, que se está convirtiendo en una peligrosa tendencia entre los jóvenes, conlleva graves problemas para la salud.

Para empezar no se trata de una dieta, ya que no se especifica una forma determinada de comer y combinar alimentos; se trata de no comer. Atiborrarse de somníferos para dormir en vez de comer es una burrada, no podemos calificarlo de otra forma.

Además, el consumo de este tipo de medicamentos con efecto sedante podrían llegar a provocar adicción, por lo que se necesitaría un consumo mayor para que continuase haciendo efecto y por tanto podría llevar a la sobredosis.

No hay fórmulas mágicas para perder peso. Cada año se multiplica la publicidad de las llamadas dietas milagro, y que, en general, carecen de aval científico.

Además, seguir este tipo de dietas puede conllevar repercusiones no sólo físicas, sino también psicológicas, e incluso acabar desencadenando algún tipo de trastorno alimentario (anorexia, bulimia…).

Numerosas asociaciones médicas y sociedades de nutrición advierten que seguir estas dietas durante un periodo prolongado de tiempo puede conllevar graves consecuencias para nuestra salud.

Con tu salud, no te la juegues, si quieres perder peso o mantenerlo debes hacerlo siempre bajo supervisión médica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *