¿Comemos por hambre?

Dietas teerifeObvio que sí, que normalmente comemos porque tenemos hambre pero nuestra experiencia en consulta nos dice también que comemos por otras razones:

  • Por la vista.
  • Por ansiedad.
  • Por tristeza.
  • Por aburrimiento.
  • Por cansancio.

Y créenos si te decimos que solo podremos adelgazar cuando estamos equilibrados emocionalmente, y esto no es un consejo de coaching emocional tan de moda actualmente, existen numerosos estudios clínicos que hablan de la correlación entre los hábitos alimentarios y la obesidad.

  • Cuando estamos tristes elegimos alimentos ricos en azúcares que nos aportan una falsa alegría.
  • Cuando estamos estresados nos decantamos por alimentos salados y crujientes que nos dan la sensación que nos relajan.
  • Cuando estamos cansados por alimentos excitantes.

Azúcar para la tristeza, sal para el stress y excitantes para el cansancio.

Convertimos los alimentos en herramientas para calmar nuestras emociones olvidando el verdadero objetivo de la comida y con las consecuencias físicas, energéticas y nutritivas.

Con nuestras dietas aprenderás a controlar esa impulsividad, a dejar de utilizar los alimentos como muletas cuando estás de mal humor, nervioso o deprimido.

No funcionará una dieta estricta sin tener en cuenta nuestro bienestar emocional .

Pregúntanos.

Clínica Martos Bances, especialistas en control de peso