Cirugía Oral

La Cirugía Oral abarca el conjunto de patologías que requieren de algún procedimiento quirúrgico en el interior de la cavidad oral.

Se incluye la exodoncia de piezas incluidas como es el caso de los cordales o muelas del juicio que frecuentemente se encuentran alojadas en el interior del hueso mandibular o maxilar. También puede ser el caso de otras piezas que por diferentes causas no han emergido a la cavidad oral por medios naturales, debido a su malposición o a interferencia de otras piezas. Dentro del concepto de cirugía oral, se incluye también el tratamiento de quistes mandibulares o maxilares, que en función de su naturaleza precisarán un tratamiento determinado. También el caso de lesiones de la mucosa oral, que producidas por diferentes causas dan lugar a tumoraciones, excrecencias o ulceraciones que deben ser tratadas y en muchos casos analizadas histológicamente.

Exodoncia de cordales o muelas del juicio

Los cordales o muelas del juicio, son piezas dentarias que generalmente no son necesarias para un correcto funcionamento oclusal. Es frecuente que se encuentren incluidas en el hueso mandibular o maxilar produciendo diversas alteraciones como afectación de las piezas contiguas, cuadros inflamatorios recidivantes, lesiones quísticas o contribuir a la malposición de otras piezas. Es por ello que generalmente se decida la exodoncia de estas con fines terapéuticos o profilácticos.

Exodoncia de piezas incluidas

Aunque lo normal es que las piezas emerjan de forma natural a la cavidad oral, en ocasiones y debido a diversas causas, estas pueden quedar incluidas en el interior de los huesos maxilares. En estos casos, se puede tratar de ayudarlas a llevarlas a su posición normal mediante tratamientos de ortodoncia, y si estos no fuera posible, deberán ser extraídas mediante maniobras quirúrgicas, antes de que produzcan alguna patología.

Tratamiento de quistes maxilares

Los quistes de los maxilares son lesiones que se producen en el interior del hueso, generalmente en relación con la alteración de alguna pieza dentaria. Una vez que se han instaurado, dan lugar a una progresiva destrucción ósea que puede incluso acabar en una fractura mandibular. Su tratamiento precoz suele resolver el caso y disminuir las posibilidades de recidiva.

Tratamiento de lesiones orales

Las lesiones orales pueden producirse por múltiples patologías. Estas pueden ser benignas o malignas. Es prioritario llegar de forma precoz a un diagnóstico certero y al tratamiento de estas. Como mención especial, nos referiremos al carcinoma de cavidad oral, claramente relacionado con el tabaco y alcohol, y cuyo pronóstico dependerá de la rapidez con la que se llegue al diagnóstico y sea tratado.

Tratamiento de recesiones gingivales

Existen diversas causas que dan lugar a que la encía que recubre el ápice de las piezas se vea alterada y como consecuencia se produzca la retracción progresiva de esta. Las causas más frecuentes son cuadros inflamatorios de repeticion (gingivitis) o por apretar los dientes sobre todo mientras dormimos.