Bótox a los 30

Bótox a los 30, sí, has leído bien, a los 30.

Botox a los 30

Inyectarse bótox antes de los 40 te ayudará a envejecer mejor, porque evita que se formen las arrugas del tercio superior de la cara: frontales, patas de gallo y entrecejo.

Tiene efecto preventivo: reequilibra la contracción muscular y modula los movimientos que marcarán arrugas que darán aspecto de cansancio, enfado o mal humor.

 

Que es el bótox facial

Lo primero que debes saber es que ‘bótox’ es un nombre comercial. Es la denominación con la que se conoce popularmente a la toxina botulínica tipo A. Existen 8 tipos más de este tipo de toxina pero el tipo A es el empleado en el mundo de la estética.

El bótox comenzó a utilizarse en el mundo de la estética en los años 70 , el Dr. Alan B. Scott lo inyectó en el entrecejo de sus pacientes que padecían estrabismo y detectó que al mismo tiempo hacía desaparecer las arrugas que se forman por fruncir el ceño.

En un primer momento el bótox se inyectaba en peluquerías y gimnasios pero a día de hoy sólo lo pueden inyectar médicos en las clínicas estéticas con la correspondiente autorización del Ministerio de Sanidad .

El bótox tradicionalmente está indicado para la corrección de las líneas de expresión y arrugas del tercio superior de la cara, entrecejo, las arrugas horizontales de la frente o las patas de gallo.
El empleo del bótox ha ido evolucionando para realizar retoques estratégicos en otras regiones de la cara.
Los resultados se obtienen de forma rápida, la toxina tarda en fijarse entre 48 y 72 horas y a partir de ese momento ya son visibles los resultados, dando un aspecto natural al rostro sin quitar expresividad. Es un tratamiento seguro y eficaz a largo plazo.

Ventajas en relación a otros tratamientos

Lo podemos aplicar en cualquier época del año. No está contraindicado con tomar el sol, sólo debe evitarse el mismo día del tratamiento.

  • No se necesita la utilización de anestesia.
  • Es un tratamiento prácticamente indoloro.
  • Elimina las arrugas, dando un aspecto más sano y juvenil.
  • Los resultados son inmediatos.

¿ Bótox a los 30 ?

Es aconsejable empezar antes de la madurez, alrededor de los 30 años, y volver a aplicar el tratamiento después. Empezar a utilizar esta técnica antes de que se hayan desarrollado arrugas muy marcadas facilita la prevención y la futura formación de estas.

Consúltanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *