Aqualix

En nuestra clínica de Medicina Estética en Tenerife, contamos con una solución revolucionaria para eliminar la grasa localizada AQUALYX®

AQUALYX® es una solución biocompatible y reabsorbible que nos permite la eliminación de la grasa localizada; destruyendo los adipocitos y sin necesidad de un tratamiento quirúrgico.

AQUALYX® no es un tratamiento de adelgazamiento que luche contra el sobrepeso o la obesidad, sino que está especialmente indicado para eliminar los acúmulos de grasa localizados.

Las zonas de tratamiento más comunes son el abdomen, caderas , muslos, rodillas, brazos y también la papada.

El producto se infiltra con una cánula fina y a través de un único pinchazo directamente en el tejido adiposo (técnica llamada intra- lipoterapia). El producto licua el adipocito para que los lípidos se eliminen de forma natural a través del sistema linfático. Por ello, durante el tratamiento se recomienda beber mucha agua y tomar un drenante que favorezca la eliminación de la grasa.

Para lograr unos resultados satisfactorios, y siempre dependiendo de cada paciente, serán necesarias al menos 3 a 4 sesiones con 3-4 semanas de intervalo entre sesiones (tiempo necesario para que ocurra la necrosis y eliminación de ese acúmulo graso).

La sesión dura aproximadamente 20 minutos y la inyección no es dolorosa, no precisa anestesia tópica, apreciándose una ligera inflamación y enrojecimiento de la zona tras el tratamiento. No se debe masajear ni exponer la zona tratada a altas temperaturas. Puede aparecer a partir de la semana, un dolor como de agujetas, lo que denota la necrosis de la grasa. También se recomienda utilizar durante los primeros días medidas de compresión (medias o faja). El efecto de reducción de volumen se objetiva a las 3 semanas de iniciado el tratamiento.

Está contraindicado en caso de embarazo o lactancia, enfermedades infecciosas aguda o crónica y en patologías graves como cardiopatías, nefropatías, hepatopatía y diabetes. Tampoco debe ser usado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas o anafilácticas.

Al igual que en todos los procedimientos que comportan inyecciones percutáneas, el riesgo de infección existe si en la zona anatómica de inyección hay un proceso inflamatorio o infeccioso o si la zona no se ha desinfectado correctamente antes del procedimiento.

En pacientes con trastornos hemorrágicos y/o de coagulación y aquellos sometidos a terapia anticoagulante, el producto debe ser utilizado con precaución ya que es más probable que aparezcan hematomas con más facilidad y éstos sean más intensos.

Confía en nosotros, tu clínica estética en Tenerife